29 octubre 2018 / ArquitecturaInteriorismoTendencias

Refugios para un largo Invierno

 

 

Despedimos Octubre con una ola de frío polar que ha dejado ya sus primeras nevadas en las montañas del norte. El otoño llega a su fin para dar paso al largo invierno. Así que con este temporal de frío sólo pienso en espacios donde poder “refugiarme”. Me encanta la arquitectura inspirada en las cabañas alpinas, con toques nórdicos, sus tejados a dos aguas a veces casi verticales, grandes ventanales y construidas completamente en madera o combinadas en madera y chapa metálica. Y si además están concebidas bajo los principios del diseño pasivo y utilizando materiales ecológicos que hagan de la vivienda un espacio sostenible, eficiente y confortable, ya me ganan doblemente.

Abrir grandes ventanas al invierno cuando vivimos la época de menos luz de todo el año , sobre todo en el norte, para mí es fundamental. También poder disfrutar de amplias estancias donde la madera sea protagonista para aportarnos confort y calidez. Al fin y al cabo resguardarnos del gélido invierno en un espacio que nos invite a permanecer.

 

 

@Fotos vía Pinterest

Cuéntame qué opinas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.