28 febrero 2020 / DecoracionIdeas y ConsejosIluminación

Cómo conseguir más luz en tus estancias

¡Qué importante es la iluminación para que una estancia nos parezca cálida y acogedora! Pero, claro, no siempre hay unos ventanales estupendos que permitan la entrada de luz natural a raudales. ¿Qué podemos hacer en ese caso?

Lo más importante es aprovechar al máximo las ventanas que tengamos, por eso, no queda más remedio que olvidarse de poner elementos delante o cortinas tupidas. Tampoco es buena idea cargar la estancia de muebles. Cuantos menos obstáculos encuentre la luz, mucho mejor.

Pero esto no siempre es suficiente. Llega entonces el momento de poner en práctica algunas soluciones tan sencillas como prácticas para conseguir que la estancia sea mucho más luminosa. Toma nota, ¡funcionan!

Jugando con la luz natural

No importa si las ventanas son pequeñas. Hay formas de sacar partido y multiplicar cada rayo que entre. ¿Cómo?

Colores claros en paredes, muebles o suelos: atrapan la luz natural, sobre todo el blanco. Y no solo la estancia será más luminosa, sino que además parecerá más grande. En baños sin ventana, los revestimientos en blanco son casi imprescindibles.

Brillo en las paredes: si los colores claros potencian la luz, las superficies con brillo la multiplican. Papeles pintados con detalles brillantes o pinturas lacadas en paredes pueden hacer maravillas. Por cierto, el lacado en muebles y puertas también funciona.

Espejos: si hay un rincón especialmente oscuro en el pasillo o la escalera, nada como un espejo. ¡Verás que cambio! En las paredes del salón, en la puerta del armario del dormitorio, en el recibidor… los espejos decoran y dan vida a cualquier estancia. Si puedes colocarlos frente a una ventana, mejor que mejor.

Fuera puertas: la luz debe tener vía libre. ¿No quieres quitar las puertas? Entonces opta por las de cristal. Si necesitas algo de intimidad, puede ser traslúcido en estancias como el baño o el vestidor.

Adiós tabiques: los espacios diáfanos son mucho más luminosos, por eso siempre es buena idea quitar tabiques. Otra opción es ponerlos de cristal o móviles, por ejemplo, para que los humos y olores de la cocina no lleguen a la zona de estar.

Ventanas de tejado o tubos solares: ¿La buhardilla parece una cueva? Abre una ventana en el tejado. Si no es posible o se trata de otro espacio interior de la vivienda, los tubos solares llevan esa luz sin necesidad de realizar grandes obras.

Una ayudita extra

La luz natural es esencial, pero eso no quiere decir que no se cuide otro tipo de iluminación. Combinando ambas puedes conseguir efectos espectaculares. ¿Lo dudas?

Velas: puestas aquí y allá no es que iluminen mucho, pero son muy decorativas y ayudan a crear un ambiente agradable, acogedor ¡y muy romántico!

 

Fuente: Habitissimo

Cuéntame qué opinas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.